La DGA asegura que no participará en la promoción ni la gestión de Gran Scala

Fuente: Heraldo de Aragón (14/12/2007)

Ante las críticas de la oposición de “falta de transparencia y déficit democrático”, el Ejecutivo autonómico ofrece a la oposición pactar la futura ley específica para la creación del macrocentro lúdico monegrino. 

El vicepresidente del Gobierno de Aragón, José Ángel Biel, aseguró ayer en comparecencia parlamentaria que la DGA “no pondrá ni un euro” en la sociedad que promueva y gestione Gran Scala, por lo que centrará su respaldo inversor al proyecto en la construcción de las infraestructuras de acceso y abastecimiento al macrocomplejo de ocio que se quiere construir en la comarca de Monegros.

 El grupo del Partido Popular había pedido la comparecencia del consejero de Economía, Alberto Larraz, para dar explicaciones del planeamiento de Gran Scala y el apoyo que tiene por parte del Ejecutivo, pero fue Biel quien decidió capitalizar la defensa institucional del proyecto alegando el alcance multidepartamental que le confiere su magnitud.

La intervención del vicepresidente no ofreció novedades respecto de lo ya conocido y se limitó a reforzar las posiciones políticas y la estrategia diseñada por el Gobierno. Ante las críticas reiteradas de los grupos de la oposición por “falta de transparencia” y por “trasladar muy tarde” la información a las Cortes, Biel ofreció pactar la ley específica que se va a crear para Gran Scala (siguiendo el modelo normativo empleado con la plataforma logística) incluso antes de que se redacte para que llegue a la Cámara el mayor consenso posible.

Sobre la falta de información oficial hasta la presentación del proyecto este miércoles en la sede de la DGA, el también presidente del PAR sostuvo que “la discreción” era esencial para que saliera adelante y que incluso la mayoría de los consejeros y responsables de su propio partido también lo han desconocido hasta que salieron las primeras noticias en prensa. Es más, ante las críticas de uso electoralista de la información, afirmó que “si los promotores no hubieran anunciado su proyecto en Orlando es muy probable que tampoco hubiésemos dicho nada”.

El portavoz del PP, Antonio Suárez, insistió en que su formación debería haber sido informada, a lo cual Biel replicó que Rajoy había sido puesto en conocimiento del asunto, al igual que el Gobierno de España, “a través de persona adecuada” y que si “les hubiésemos informado a ustedes en enero, en febrero se habrían cargado el asunto”. Suárez aseguró después que es falso que Rajoy estuviese informado por nadie.

El portavoz popular destacó que los promotores habían subrayado el miércoles que su apuesta por Aragón se debía a que habían encontrado “políticos dispuestos a asumir riesgos”, por lo que pidió que “se midan bien esos riesgos”. “Una manera de no asumir riesgos es no salir de casa; ¿qué concepto de gobierno tiene usted?, más le vale revisarlo si aspira a un gobierno de coalición, pues claro que hay que madrugar y asumir riesgos”, le replicó Biel.

El vicepresidente defendió también que el proyecto esté estrechamente ligado al sector de juego. “No somos un gobierno puritano; a mí no me gusta jugar, pero la realidad es la que es, la tasa del juego existe y con ese dinero se construyen hospitales y colegios”, comentó.

Incógnitas sin despejar

El portavoz de Chunta Aragonesista, Chesús Yuste, fue al grano poniendo en el debate las preguntas que todo el mundo se hace sobre Gran Scala y la DGA: ¿Va a participar el Gobierno en el proyecto?, ¿qué infraestructuras se van a construir?, ¿cómo se va a garantizar el suministro de agua?, ¿qué normativas legales se piensan modificar para facilitar la instalación del complejo?, ¿dónde se ubicará exactamente?.

Biel mantuvo el secreto de la localización, aunque aseguró que, si bien la decisión se tomará entre el Gobierno y la promotora, “no nos saldremos de la comarca de Monegros”. Además, ofreció las pistas de que “debe estar cerca de la autovía, el AVE y el abastecimiento de agua y estar libre de zonas de protección”, lo que estrecha el área más probable a la de los municipios de Bujaraloz, La Almolda, Valfarta y Castejón de Monegros.

Sobre el agua, dijo que “no puede haber problemas” en una zona que cuenta con el Canal de Monegros y la cercanía del Ebro. Además, resaltó que una ciudad de 100.000 habitantes, que es el equivalente de Gran Scala, “consume 14 hectómetros cúbicos al año, que es lo mismo que necesitan 2.000 hectáreas de maíz”.

Insistió en negar que el proyecto tenga afecciones ambientales y reiteró que la DGA no participará en la sociedad gestora, aunque el protocolo firmado con los promotores “deja abierta la posibilidad de que participen inversores privados locales”. Sobre las cuestiones normativas, recordó que, además de la ley específica, habrá que “hacer una importante reforma de la Ley del Juego”.

El diputado de IU, Adolfo Barrena, expuso su “radical oposición al proyecto”, que calificó de “ataque directo a los valores de la cultura mediterránea vinculado al juego y al dinero rápido”. Además, denunció que, “hasta ahora, no hay un solo inversor, solo promotores”. Biel dijo respetar su posición, aunque señaló que “el casino más importante del mundo está en Montecarlo.
 
 

Anuncios

Necesitamos tu ayuda!!

Puedes ayudarnos haciéndote socio, haciendo un donativo para esta campaña o poniendo a disposición tus saberes y habilidades escribiéndonos a colabora@ecodes.org.

Categorías

diciembre 2007
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  


A %d blogueros les gusta esto: