Gran Scala ha dejado de emitir

Por Mariano Gistaín

Lo de Gran Scala se ha deshinchado. No ocurre nada. Un asunto como este ha de estar generando noticias sin parar. Pasados los fastos de la presentación de la fiesta de los maciellos, nos hemos quedado solos otra vez, con nuestros cuatro temicas horribles. Para exprimir GS hay que recurrir a las visiones locales, al opinativismo. Queremos noticias.

En la mayoría de los proyectos esa falta de novedades está clara. No generan suficientes noticias y hay que magrear aspectos colaterales. Incluso los focos de oposición tienen un lugar preasignado (y si no la hubiera habría que crearla): garantizan que hay algo, aunque sea a la contra. Es lo que pasó este verano con las obras del Puente de Piedra: benditos ecologistas que animaron agosto.

Ni la propia Expo produce contenido diario. Quizá lo produce y no lo vende. Podría instalar webcams por las obras, podría tener ya un canal de televisión por internet. Nos gustaría echar un vistazo a las personas que mueven el puente, a los ingenieros con sus cascos yendo a la cámera café… La Expo no vende nada porque no hay personas: no ha podido o no ha querido potenciar a sus propias estrellas, que son las personas. Los objetos, aunque sean muy grandes, no gustan tanto como los humanos. La Expo, quitando los rituales de ruedas de prensa, es un ente anónimo y se percibe como una maquinaria. Todas esas personas que madrugan para mover un puente o mandar un email le darían vida y emoción. Ver a esas personas trabajando contra los relojes sería el mejor márketing de la Expo. Y barato. No se puede responsabilizar a un moñaco de espuma de todas esas vidas estresadas que nos gustaría ver, no es lo mismo. No se dan cuenta en la Expo de que su mejor contenido es ella misma, el esfuerzo titánico que supone montarla, el así se hace una expo. El caso es que Gran Scala empieza fracasando por lo más elemental. Al día siguiente de presentar un proyecto de tanta magnitud, ha de haber algo. De acuerdo que los focos de oposición y el debate local suplen durante unos días ese papel, pero esa falta de emisiones oficiales revela la fragilidad del proyecto. No basta con difundir unos cromos pueriles. Hay que mantener el flujo. Tampoco es propio que el gobierno partner apechugue con esa función. Si se lanza este órdago hay que tener previsto el ritmo de noticias. Ojalá hoy salga alguna. Periodista y escritor

Fuente: El Periódico de Aragón


Necesitamos tu ayuda!!

Puedes ayudarnos haciéndote socio, haciendo un donativo para esta campaña o poniendo a disposición tus saberes y habilidades escribiéndonos a colabora@ecodes.org.

Categorías

diciembre 2007
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  


A %d blogueros les gusta esto: