Nuevos complejos turísticos fomentan el desarrollo del interior

 Fuente: Suplemento de El Mundo

Un nuevo concepto urbanístico y de ocio cobra protagonismo en el interior de la Península. Dos grandes ‘resorts’ turísticos, Gran Scala y El Reino de Don Quijote, han elegido como ubicación dos provincias españolas, Huesca y Ciudad Real, para sus macroproyectos urbanísticos que incluirán una amplia oferta de hoteles, restaurantes, casinos, locales comerciales, campos de golf y parques de atracciones, entre otras instalaciones.

Estos desarrollos supondrán la transformación urbanística de una zona, hasta ahora sin apenas impulso inmobiliario. La puesta en marcha y mejora de infraestructuras, unida a la masiva llegada de usuarios de estos complejos de ocio -que se cifran en millones-, otorgan la oportunidad de convertir dichos espacios en nuevas ubicaciones para el residencial turístico.

Las dos localizaciones cuentan, asimismo, con el apoyo regional, una de las características que hicieron de ellas los enclaves adecuados. En este sentido, el Gobierno de Aragón firmó el pasado mes de diciembre el protocolo de actuación para desarrollar lo que será el mayor complejo de ocio y juego: Gran Scala, situado en la comarca de Los Monegros y que aspira a convertirse en el homólogo europeo del conocido desarrollo estadounidense de la ciudad de Las Vegas.

A pesar de no existir ningún acuerdo en materia de colaboración económica, el Ejecutivo aragonés se compromete a través de dicho texto a urbanizar y facilitar la instalación de infraestructuras viales, de agua y saneamiento, luz, gas, etc.

El complejo, que comenzará a construirse en el tercer trimestre de este mismo año, será desarrollado en exclusiva por el consorcio International Leisure Development (ILD), formado por empresas de varios países. «Gran Scala se convertirá en uno de los mayores complejos de turismo cultural y de ocio del mundo, contará con una inversión de más de 17.000 millones de euros y su financiación provendrá íntegramente de la iniciativa privada», comenta Jaime Riera, coordinador responsable del proyecto Gran Scala para España.

La ubicación del enclave exacto no es definitiva y el consorcio baraja tres terrenos dentro de la zona de Los Monegros oscenses, tras descartar dos de las cinco propuestas que le hizo llegar el Gobierno de Aragón. La elección de dicha ubicación se explica por la amplitud de la extensión y a las grandes posibilidades de desarrollo.

Por su parte, el proyecto de El Reino de Don Quijote ha sido declarado de interés regional por la Junta de Castilla-La Mancha y de interés municipal por el Ayuntamiento de Ciudad Real.

“Gran Scala es un proyecto europeo donde, desde un principio había que crear un destino. Por lo tanto, había que pensar en una ubicación dentro de Europa adecuada para la realización de esos proyectos”, señala Jaime Riera.

La idoneidad de la ubicación del ‘resort’ Los Monegros está basada en criterios como “que su situación geográfica no afectara al día a día de ninguna población, que tuviera buen clima durante todo el año así como buenas infraestructuras y comunicaciones”, asegura el coordinador responsable del proyecto Gran Scala en España.

Hasta el momento, se conoce que el ‘resort’ aragonés contará con 32 casinos, 70 hoteles, 500 comercios, un campo de golf y varios parques de atracciones, entre otras instalaciones. El complejo de Los Monegros ocupará una extensión de 2.025 hectáreas aproximadamente y la inauguración de la primera fase está prevista para 2010.

En la misma fecha, concretamente en el cuarto trimestre, también planea su apertura el complejo El Reino de Don Quijote. Con una superficie de 12,5 millones de metros cuadrados y una inversión de 2.500 millones de euros, el ‘resort’ de la ciudad manchega contará con un casino y un centro de convenciones y congresos, promovido por la sociedad Caesars España, marca del Grupo Harrah’s Entertainment, proveedor mundial de formatos de ocio.

El complejo también tendrá un hotel-balneario, desarrollado por la empresa El Bosque Advance, un área comercial de lujo, de la que se encagará la inmobiliaria estadounidense Forest City y cuatro hoteles de cuatro y cinco estrellas, todavía sin adjudicar.

El Reino de Don Quijote también construirá 2.068 viviendas en sus terrenos, de las cuales más de un 20% serán de protección oficial. “También habrá una casa-club y hotel de golf, acometido por los propios dueños y que está pendiente de adjudicación”, comentan fuentes de la compañía.

Estos dos proyectos marcan el comienzo de un segmento con recorrido en varios países del mundo, pero inédito en el modelo nacional. Tanto la novedad como la magnitud de los proyectos supondrá la transformación de zonas, atrayendo a otros proyectos inmobiliarios, una vez abierto el mercado. “Su diseño innovador, su alta calidad y su estratégica ubicación en el centro de España, junto al clima de la región, lo destacan como uno de los destinos turísticos europeos más atractivos”, explican desde El Reino de Don Quijote.

El volumen de los ‘resorts’ será desarrollado por ‘holdings’ empresariales, El Reino en el caso de Ciudad Real e International Leisure Development en el de Los Monegros. El complejo manchego posee como accionistas mayoritarios a Harrah’s Entertainment, Forest City y Valcansado, de Grupo Avantis, mientras que en el caso de Gran Scala, en la sociedad ILD, con sede en el Reino Unido, se encuentran empresas de varios países como Darlen Ltd, Findusco Holding, Havilla Partnerts y un largo etcétera.

En esta extensa lista se incluye un único socio español, Riera y Carreras. “Nuestra figura es la de coordinación a nivel nacional e internacional, basada en nuestro amplio conocimiento del mercado del entretenimiento y el juego, además nuestro gran conocimiento del mercado local, con una amplia experiencia de gestión en el sector”, explica Jaime Riera, coordinador de la rama española del consorcio.

La extensión de los proyectos hace que la rentabilidad de los mismos sea a largo plazo. No obstante, la doble apuesta, tanto por inversores nacionales como extranjeros, hace augurar largo recorrido tanto al producto como a las zonas.

Las buenas redes de comunicación, ya establecidas o de posible implantación, han sido uno de los pilares fundamentales para la elección de dichos emplazamientos.

“Una de las singularidades y ventajas de El Reino es su ubicación en el centro de España, a escasos 50 minutos de Madrid en AVE, y a 16 kilómetros del futuro aeropuerto Central de Ciudad Real”, señalan desde El Reino de Don Quijote.

De igual forma, opinan los promotores de Gran Scala. “Los Monegros, situado a unos 50 kilómetros de Zaragoza, cuenta con tres modernos aeropuertos en su entorno y buenas comunicaciones tanto de autopista como de línea de alta velocidad”, explica Jaime Riera, coordinador responsable del ‘resort’.
 

——————————————————————————–
 
El AVE, un aliciente para la ubicación de los complejos de ocio
 
Las actuales infraestructuras, tanto viales como ferroviarias, de la zona, con conexiones directas con las principales urbes como Madrid y Barcelona, suponen un primer paso ya establecido de los futuros complejos. A pesar de ello, en ambos casos, se ha previsto una importante inversión en dicha materia.

En el caso del complejo aragonés, a la presencia de un aeropuerto tanto en Zaragoza como en Huesca, se le sumaría una futura estación del AVE Madrid-Zaragoza, en el ” propio ‘resort.’ Esta estación facilitará el acceso a los futuros turistas, cuyo número se estima que alcance los 25 millones en 2015.

Por su parte, el complejo manchego estará unido por el AVE con Córdoba en un tiempo estimado en 30 minutos, con Sevilla -una hora- y con Málaga -en dos-.

El Reino también se verá beneficiado por la futura creación de un aeropuerto en Ciudad Real, que acogerá tanto vuelos nacionales como internacionales. Las obras de construcción ya están en marcha y se prevé su finalización para la próxima primavera.
 

Anuncios

1 Response to “Nuevos complejos turísticos fomentan el desarrollo del interior”


  1. 1 Cuenca del Guadiela mayo 16, 2008 en 5:12 pm

    Excelentísimo Sr. Presidente de la Junta de
    Comunidades de Castilla La Mancha
    D. José María Barreda Fontes

    La Federación de Asociaciones “CUENCA DEL GUADIELA”, tienen el honor de remitirle el Manifiesto firmado por las mismas, y apelando a su buen hacer y confiando en sus sentimientos, tenga a bien prestarnos parte de su preciado tiempo en la atención a nuestras justas y honestas peticiones.
    Permítanos, que en primer lugar, nos expresemos como cualquiera de nuestros convecinos, de “nuestros” semidespoblados pueblos y abandonados a su suerte, rodeados del aroma de los pinos resineros de “nuestra sierra” o, bajo el zumbido de “nuestras” laboriosas abejas alcarreñas, para desde nuestras entendederas, EXPONERLE:
    Propiedad: Derecho de usar y disponer de un bien de forma exclusiva y absoluta, sin más limitaciones que las contenidas en la ley.
    Poseer: Tener, ser el dueño.
    Posesión: Acción de poseer, facultad de disponer de algo.
    El diccionario las define así; la lengua, el sentimiento y la razón, nos dicen que son así, pero vemos como la Ley las desfigura hasta dejarlas prácticamente sin contenido.
    La lengua nos avala, reconociendo como fundamentales a la hora de expresamos unos pronombres posesivos (mío, mi, tuyo, tu, suyo, su, nuestro, vuestro, suyo) que empleamos constantemente y que quieren significar propiedad o posesión, de ahí su nombre de posesivos, y venimos utilizándolos con total desparpajo en frases como “mi/nuestra tierra”, “mi/nuestro río”, “mi/nuestro pueblo” etc. pero luego, la ley viene a poner esas limitaciones a que hace referencia la primera definición hasta el punto de vaciar de significado esos pronombres posesivos que tanto pronunciamos.
    Vamos a poner un ejemplo que nos duele en lo más íntimo y, desde hace bastantes años: El agua.
    El agua brota en “nuestras” fuentes, discurre por “nuestros” ríos, a veces inunda “nuestras” vegas o tierras, graniza sobre “nuestras” cosechas o “nuestros” árboles, hiela “nuestros” frutales, y como es lógico y consecuente, a esa o esas aguas las sentimos como “nuestras aguas”, pues no en vano y a lo largo de siglos nos hemos beneficiado de sus bondades y soportado sus perjuicios, ya sea aguantando nevadas, ventiscas, granizadas o inundaciones, o simplemente bebiéndolas en el momento oportuno.
    Pero he aquí que cuando pasa a ser un bien susceptible de proporcionar dineros, es La Administración la que vende “nuestra” agua y la que se queda con los dineros que reporta. Es decir, se hace una Ley que no contempla ningún derecho para nosotros, y nos la expropian para darle las ganancias al Estado o la Junta de Comunidades, para que invierta los dineros, que deberían ser nuestros, en donde más les plazca, que suele ser en esos “viveros” de votos que representan las grandes poblaciones.
    Se nos pide, como hicieron con motivo del V Centenario del Quijote, que caminemos todos los castellano-manchegos juntos, después de quitar a la Serranía y la Alcarria el paso de la “Ruta” y los dineros que reportaría para dárselos a “otros”, y lo hacemos, seguimos caminando juntos, pero los de la Alcarria conquense y los ribereños del Guadiela vamos los últimos. Se nos pide solidaridad y en eso, vamos los primeros, no de Castilla La Mancha, sino de toda España. Ahí están como muestra palpable, las mejores vegas de varios de nuestros pueblos de La Alcarria inundadas y afectadas por las aguas del pantano de Buendía, lo que ha significado que su población disminuya hasta el 30 % de la que existiera en los años 50, o ahí estamos flanqueados no por una, sino por dos centrales nucleares, Zorita y Trillo. Y a cambio ¿Qué? Tenemos que seguir yendo juntos; pero los últimos. Tenemos que seguir siendo el orgullo de España en cuanto a solidaridad, mientras han tenido que huir nuestras gentes a Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao o Alemania, porque nos han quitado lo mejor que teníamos.
    Aunque no sea “vox pópuli” y no haya demasiado interés en informamos, lo cierto es que muchos sabemos que los murcianos pagan escrupulosamente el agua, “nuestra agua”, con la que riegan. Lo hacen de acuerdo con un trato que hizo el Estado al margen de nosotros, que hablamos de “nuestras” aguas, y a un precio estipulado al margen de nosotros. ¿Dónde están esos dineros? ¿Se atreverán a decirnos que están en las infraestructuras que nos han hecho a lo largo de todos estos años? Y nosotros le preguntamos: ¿No hay más y mejores infraestructuras en Albacete, Toledo, Talavera, Ciudad Real, Guadalajara o Puertollano, sin aportar agua ni la servidumbre de dos centrales nucleares al lado?
    Hace varios meses se nos volvió a pedir solidaridad desde el Estado y la Junta de Comunidades (¿no se cansarán nunca depedirnos y no darnos?) para que apoyemos que el agua vaya a Murcia y a Ciudad Real, y tuvimos que ver con perplejidad y estupor cómo los “ciudarrealeños” se manifestaban para reclamar para ellos (nos parece inaudito) el agua, “nuestra” agua, mientras los “cedentes”, alcarreños y serranos, jugábamos al “tute”, y una vez más nos preguntamos: ¿Queremos que vaya el agua a Ciudad Real al mismo precio que va a Murcia?.
    Por nuestra parte queremos que vaya a regar “nuestras” tierras, si es que la Ley nos las deja; y si se tiene que ir, que vaya al mejor postor, porque si después de 50 años de solidaridad lo único que nos han dejado son los pueblos vacíos, va siendo hora de gritar ¡BASTA YA! y lo haremos con rabia y un “golpe” de tristeza, porque la rabia sin más, suele ser la antesala de la violencia, en la que no debemos caer aunque no sea más que para ser más pacifistas que los que, presumiendo de serlo, nos provocan.
    Reciba nuestro más cordial reconocimiento, y valore en lo más profundo de sus sentimientos nuestras súplicas, que nacen de lo más hondo de nuestros corazones, por que si alguien no lo remedia NUESTRA TIERRA SE MUERE, está condenada a su despoblamiento, y por ende a su abandono y a la miseria de sus gentes, formando parte de aquellos emigrantes que ya nos abandonaron en las décadas de los 60 y 70, engrosando las filas de los que cada día acuden buscando el “maná” en las grandes ciudades.
    La Cuenca del Guadiela, también existe. Y tiene Ud. en sus manos un instrumento político y económico para que esta tierra no se muera: El Plan Estratégico de Desarrollo Sostenible del Medio Rural.
    Entienda que no clamamos al cielo en busca de agua, pues la tenemos, queremos que nuestros pueblos mantengan su vida, sus gentes, sus costumbres, sus anhelos y sus desdichas; pero que vivan. Gracias por atender nuestro llanto, que es el llanto de quienes aman a su tierra, sin menospreciar a los demás.
    Federación de Asociaciones “Cuenca del Guadiela”
    C/ La Cruz, 7 16800 PRIEGO (Cuenca)


Comments are currently closed.



Necesitamos tu ayuda!!

Puedes ayudarnos haciéndote socio, haciendo un donativo para esta campaña o poniendo a disposición tus saberes y habilidades escribiéndonos a colabora@ecodes.org.

Categorías

Posts Más Vistos

febrero 2008
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
2526272829  


A %d blogueros les gusta esto: