Por defunción

Por JL Trasobares

Aunque las autoridades se niegan a extender el correspondiente certificado (unas dicen que el bicho no está muerto y otras aseguran que en realidad nunca estuvo vivo), lo cierto es que Gran Scala está difunta perdida y solo hemos de esperar que pase el tiempo para que sus patrocinadores políticos entierren la idea-proyecto (o viceversa) alguna noche de luna nueva, con muchísimo disimulo.

Entendámonos, lo que ha dejado de alentar no es el plan para construir sobre dos mil hectáreas de Los Monegros una ciudad dedicada al ocio y a los juegos de azar. Eso nunca existió. El descojone de los diecisiete mil millones de inversión, los sesenta mil puestos de trabajo, los treinta y tantos casinos-hoteles y los seisicientos millones de impuestos jamás de los jamases tuvo vida real. Hubiesen hecho falta varias de las grandes multinacionales del sector y el apoyo financiero de las más descomunales inversoras para llevar a cabo semejante reto.

Lo que está RIP es otra cosa. Ni idea ni proyecto ni flores: la trama de un grupo de astutos aventureros para seducir al Gobierno aragonés, obtener su apoyo cuasi incondicional, conseguir suelo gratis, impulsar las primeras obras (accesos, suministros y tal) a cuenta del erario público y finalmente, acumulada ya una mínima masa crítica, captar inversores avariciosos y/o primos, operadores y empresas de nivel medio-bajo, créditos, accionistas… O sea, hacer caja y sálvese quien pueda.

La naturaleza de este fantasma que se ha cruzado en el camino de Aragón gracias a nuestros bienamados jefes cada cual puede definirla como guste. Supongo que a estas alturas, después de lo que ya sabemos, incluso el vicepresidente Biel y el consejero Aliaga habrán entendido la situación. Las noticias sobre Gran Scala han corrido mundo, han hecho las delicias de muchos lectores, han aclarado quién es quién en esta ridícula quimera y se han adelantado al fiasco (evitándolo, espero).

Estamos de entierro, no nos feliciten. Y mucho ojo con los magos que ofrecen resurrecciones a la carta. Sólo nos faltaba un zombi.

Fuente: El Periódico de Aragón

Anuncios

1 Response to “Por defunción”


  1. 1 alejandro mayo 15, 2008 en 5:56 pm

    Así que estamos de defunción.Sublime.Un proyecto lanzado a bombo y platillo,con un protocolo de compromisos firmado,un año o más de contactos-negociaciones y similares,idas y venidas, guateques, y demás zarandajas,¡y estamos de defunción¡.Resulta además que unos’listos’ han engañado a nuestros próceres,presidentes, vicepresidentes,consejeros,y demás camada de desahogados:¡y seguimos de defunción¡.
    Un proyecto de 17.000 millones, un protocolo firmado por Alberto Larraz(consejwero de economía), Aliaga(otro consejero) y los ‘listos de ILD,¡y estamos de defuinción triunfal¡
    Y tú,Jose LUis empeñado en que Marcelino Iglesias, el presi,está y ha estado de campop y playa en todo este asunto.
    ¿Qué escondes o qué buscas detras de la defensa del ‘chico de Bonansa?
    ¿Un proyecto de semejante dimensión, con el protocolo firmado por ekl consejero de economía, es un empandullo de Biel al ínclito presidente?
    Estoy seguro que lo haces a conciencia y tus motivos o intereses o pago de favores tendrás, ahora bien, que tengas el atrevimiento de mentir y manipular de forma y manera tan mema como mezquina sí que justifica el que ¡estemos de defunción¡
    Ni siquiera se puede hablar,en tu caso, de grados de deriva ideológica, en tu caso estamos refiriendo un caso de sumisión ruin y de bastardo vasallaje.


Comments are currently closed.



Necesitamos tu ayuda!!

Puedes ayudarnos haciéndote socio, haciendo un donativo para esta campaña o poniendo a disposición tus saberes y habilidades escribiéndonos a colabora@ecodes.org.

Categorías

Posts Más Vistos

mayo 2008
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  


A %d blogueros les gusta esto: