El responsable de Gran Scala afirma que sus antecesores lo hicieron mal

Fuente: El Periódico de Aragón

Marck Campbell se presenta por vez primera y garantiza que en un año empezarán las obras. El ejecutivo garantiza la solvencia del proyecto y confía en que pronto se compren los terrenos.

N. ESPADA / A. IBÁÑEZ

Mark Campbell se estrenó ayer públicamente como nuevo responsable del proyecto Gran Scala en España. Será el enlace entre el consejo de administración de la empresa que pretende construir el complejo de ocio y juegos de azar más grande de Europa y el Gobierno de Aragón. En su primera comparecencia, dentro del Foro Zaragoza 2008 del Club de Marketing, aseguró que los primeros responsables de ILD gestionaron “muy mal” los pasos iniciales de Gran Scala, cuando EL PERIÓDICO DE ARAGÓN reveló algunos datos sobre la escasa solvencia de determinados impulsores del proyecto.

Campbell, un hombre amable, directo y campechano, realizó esta confesión tras el almuerzo del foro, ante las numerosas preguntas de un auditorio ansioso por conocer detalles de un complejo que él mismo definió como “único en el mundo” y que hay que aprovechar porque Aragón “no puede dejar pasar” esta oportunidad de generar empleo y riqueza. El nuevo rostro de ILD (la empresa promotora) marcó un nuevo plazo, el enésimo, para el inicio de las obras: el 2009. Antes de esto se deben cerrar los acuerdos para comprar los terrenos, algo que aún no se ha hecho y que confió en que se cierre pronto la operación en uno de los “dos o tres emplazamientos” con los que se tiene contacto.
COMPRA DE SUELO Sobre este asunto dio una nueva afirmación sorprendente: él mismo habría comprado terrenos para venderlos con posterioridad a la que ahora es su nueva empresa. Campbell, que fue uno de los hombres que consolidó la empresa de comunicaciones Jazztel, insistió una y otra vez en que no hay “problemas de dinero”, pero dejó sin responder la paradoja de siempre: ¿cómo es posible que una empresa que dice ser capaz de invertir 17.000 millones de euros lleva siete meses intentando invertir infructuosamente 20 para comprar el terreno imprescindible para desarrollar su megaproyecto? Eso sí, se comprometió a ocupar las oficinas que ILD ha alquilado en Pla-za inmediatamente después de la compra de los terrenos.

“El equipo está deseando venir a trabajar a Zaragoza. Dadme tiempo a que les encuentre piso”, respondió afable y con mucho humor a las insistentes preguntas de los periodistas. Campbell es un hombre, desde luego, muy distinto en las formas y el saber hacer a los anteriores rostros públicos de Gran Scala, los mismos que tuvieron un comportamiento que ayer mismo censuró el nuevo responsable. En las oficinas de Pla-za se instalarán, dijo Campbell, los ingenieros y quienes deben diseñar el proyecto de Gran Scala, que se desarrollará en tres fases. La primera estará lista “en tres años”.

A Campbell, la crisis económica no le preocupa. Al contrario, considera que es el momento idóneo para llevar a cabo Gran Scala, antes de que la cosa vaya a peor, y por ser un proyecto que garantiza “empleo e inversión” y que “beneficiará a todos”. Por este motivo, dijo no hacer caso a “algunas tonterías” aparecidas en prensa. También aseguró que el 60% del complejo está apalabrado ya con casinos, hoteles y parques temáticos, lo que demuestra que el proyecto es “serio y solvente”.

 

El novio y el padrino

El Club de Márketing patrocinó la presentación en sociedad del nuevo responsable del macroproyecto que se ubicará en suelos de Monegros.

20/06/2008 N. ESPADA

Representa un nuevo talante y aparenta mucho talento. A Mark Campbell lo presentó el Club de Márketing como auditor, experto en nuevas tecnologías y exdirector de márketing de Jazztel, pero realmente a quien presentó fue al nuevo máximo responsable de Gran Scala en Aragón. El hombre que va a negociar con la DGA, que va a cerrar la compra de los terrenos y que va a ser mucho más que la voz (CIO, en inglés). Lo de ayer fue un punto de inflexión en el proyecto de juego (y ocio) de Monegros.

Nacido en Singapur, de madre sueca y padre escocés, seguidor del Manchester –donde vivió–, enamorado de España (“porque aquí hace buen tiempo, se vive muy bien, las mujeres son muy guapas y se come mejor”) y casado con Olga Pleguezuelos, jefa de márketing de Aristocrat Technologies Europe Limited, antes jefa de prensa del Valencia, Campbell piensa que el tercer mejor negocio es el juego. (El primero es una compañía de móviles que funcione, y el segundo, una que no funcione). No en vano, proviene de una firma de apuestas on line que con 80 empleados obtenía unas ganancias de 18 millones de euros al año.

Con sus negocios anteriores patrocinó al Valencia y al Barça y ganaron sus ligas. Ayer, en el coloquio del Club de Márketing, a los postres, fue de mesa en mesa presentándose, como un novio, y detrás Ian Sandford, de Puerto Venecia, su amigo. Su otro amigo, Salvador Arenere, presidente del club, terminó el acto agradeciendo a Arturo Aliaga, convaleciente, su buen hacer con Gran Scala. Todo un compromiso.


Necesitamos tu ayuda!!

Puedes ayudarnos haciéndote socio, haciendo un donativo para esta campaña o poniendo a disposición tus saberes y habilidades escribiéndonos a colabora@ecodes.org.

Categorías

junio 2008
L M X J V S D
« May   Jul »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  


A %d blogueros les gusta esto: