Con talento

El Independiente por J.L. Trasobares.

Me cuentan que ya está en marcha el plan para declarar supramunicipal el proyecto/idea de Gran Scala y sacar a los de ILD del lío que se traen con la compra de los terrenos. Al tiempo, sé que hay quienes, dentro del Pignatelli, se oponen a tal cosa en nombre del sentido común y de la respetabilidad de la DGA. Ya veremos.

Es bastante inaudito tener que argumentar sobre obviedades, así que hoy (en beneficio de mi parroquia habitual) voy a volver la oración por pasiva y a explicar sucintamente qué condiciones mínimas debería cumplir este cachondeo granescaloso para merecer el interés y la colaboración de la primera y principal institución pública aragonesa.

Supongamos que unos grandes promotores quieren traer a Monegros (o al Bajo Cinca) un tremendísimo complejo de ocio, juego y algún vicio anejo. Antes de darles cancha y firmar con ellos protocolos comprometedores bien habrá primero que ver quiénes son, tener garantías de su capacidad empresarial, comprobar que se trata de sociedades y personajes reconocibles, garantizar su concurrencia con los grandes operadores internacionales del sector, obtener evidencias respecto de su solvencia financiera y mantener con ellos unas relaciones serias y muy profesionales. Bueno, pues aquí no hay personajes (¿salvo Dedé?), ni sociedades reconocibles, ni operadores internacionales, ni solvencia (más bien todo lo contrario). Tampoco ha existido en los contactos previos un ápice de profesionalidad.

Naturalmente, lo de los terrenos debería haber sido pan comido. Si alguien aspira a invertir diecisiete mil millones, para empezar bien deberá disponer de veinte o treinta kilitos. Con parte de esa pasta, comprar dos mil hectáreas en cualesquiera de las grandes fincas existentes en la estepa estaba a huevo: llegar y untar.

Sin ninguna garantía ni aval, sin ningún proyecto elaborado (¿o damos pábulo a esos dibujitos de tebeo digital que aparecen en las recreaciones y webs de ILD?), sin estudios, sin nada que acredite nada, la supramunicipalidad sería una equivocación letal, además de un acto más que sospechoso. Las cosas hay que hacerlas con talento cuando lo que está en juego es la credibilidad y el prestigio de Aragón y su Gobierno. ¡Ah!, y de la Ciudad del Motor, querido público, ya hablaremos otro día. Que también tiene tela el asunto.

Fuente: El Periódico de Aragón

Anuncios

Necesitamos tu ayuda!!

Puedes ayudarnos haciéndote socio, haciendo un donativo para esta campaña o poniendo a disposición tus saberes y habilidades escribiéndonos a colabora@ecodes.org.

Categorías

Posts Más Vistos

enero 2009
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  


A %d blogueros les gusta esto: