Puro morbo

Por el Independiente por J. L. Trasobares.

Después de lo de anteayer en Ontiñena debo confesar mi creciente simpatía por los corsarios de ILD. Allegrini, Campbell y Riera son unos tíos cachondos, osados y con suficiente astucia como para darse cuenta de que aquí han encontrado territorio propicio y pueden sobrarse en peticiones y promesas hasta mucho más allá de cualquier límite lógico. Que tragamos, vaya. Fue impresionante contemplar aquella algazara, observar al alcalde del pueblo no sólo vestido de boda (otra vez) sino balbuceando su discurso cual Romeo emocionado, comprobar cómo los presentes aceptaban sin pestañear la enésima versión del proyecto Gran Scala más delirante aún que las precedentes… Llegado a tal punto, permítanme desengancharme de cualquier análisis racionalista sobre la situación porque lo que me va pudiendo es la curiosidad. Una curiosidad malsana, cierto, pero invencible. Puro morbo.

Quiero ver cómo se maneja ahora el Gobierno de Aragón (versión Iglesias y versión Biel), cada vez más comprometido y enrededado por estos guajas (por si acaso nadie de la DGA estuvo ayer en Ontiñena, donde el PP corrió con el principal gasto político). Deseo asistir al debate de la ley pret à porter sobre grandes complejos de ocio y comprobar si en el Pignatelli tienen arrestos para tirarse de cabeza a la supramunicipalidad, a la construcción de las líneas de suministro y en general al cumplimiento del protocolo que firmaron hace un año (¡vaya compromiso, señores jefes!).

Me hace infinita ilusión seguir el tema de la estación del AVE. ¿La haremos? ¿Convenceremos a Fomento para que colabore? Habrá que levantar algo tremendo, claro ¿Y si, ya puestos, se la encargamos también a Foster que a lo mejor nos hace descuento?

Todo me pone: el parque marino, el palacio de la música, la playa artificial, las olas donde los surfistas cabalgarán “sosteniblemente” sobre la estepa, las tragaperras enlazadas en el megajackpot (¿o será goldenpot?), los generosos patrocinadores (partners) que habrán de poner la panoja, ¡ja!, ¡ja, ¡ja!…

Doy por sentado que, si esto sigue como hasta la fecha, además de hacer el ridículo global la broma nos costará (a los contribuyentes aragoneses) bastante más pasta de la que se gastó en el guateque del Salón de la Corona. A cambio, podemos tener espectáculo para varios años. Acomodémonos… ¡y que siga el show!

Anuncios

Necesitamos tu ayuda!!

Puedes ayudarnos haciéndote socio, haciendo un donativo para esta campaña o poniendo a disposición tus saberes y habilidades escribiéndonos a colabora@ecodes.org.

Categorías

Posts Más Vistos

febrero 2009
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
232425262728  


A %d blogueros les gusta esto: