Por fin coincidimos Biel… y un servidor.

Por José Luis Trasobares El Periódico de Aragón

Resulta que don José Ángel Biel y un servidor manteníamos, en relación con Gran Scala, unas posiciones completamente contradictorias y ahora, ¡oh milagros de la naturaleza!, nuestra actitud al respecto es casi la misma: ambos estamos hasta las narices del tema. Él no quiere ya ni oír hablar de lo más grande que le había pasado a esta Tierra Noble desde el casorio de los Reyes Católicos; yo estoy aborrecido de tanto trasiego informativo en torno a una quimera que jamás fue verosímil y jamás lo será. Estamos quemados.

Hace tiempo, llegué a la conclusión de que don Biel se creyó las fabulaciones enhebradas por ILD, la sociedad que supuestamente iba a poner en pie el nuevo Las Vegas. Con el tiempo se le han ido cayendo los palos del sombrajo, pero inicialmente pensó que esto iba a ser la mundial en colorines. Está claro, pues, que nuestro Gran Siluro no es el tipo astuto, intuitivo y mundano que pensábamos, sino tan solo un turolense lo suficientemente agudo como para manejarse en el estepario terreno de la política parda. Vamos, que los amigos de Dedé se la colaron por toda la escuadra. ¡Qué ingenuidad!

Lo peor de este patético y ridículo barullo es la forma en que el Gobierno de Aragón se tiró a los pies de unos espabilaos que venían a montar un negocio de expectativa para luego colocarlo en el mercado de la especulación más desaforada y tramposa; unos vendedores de humo que fueron recibidos con todos los honores, se les dio credibilidad, se les concedió cancha mediática, se les legisló a la medida y, si no obtuvieron más mercedes, fue porque algunos (pocos) aún fuimos capaces de poner los puntos sobre las íes. ¿Se compensa todo esto con los ingresos obtenidos por algunos propietarios de Ontiñena? Ni de coña, pero de alguna forma hay que justificar el desbarre.

El caso es que los de ILD andan mal de pasta (¡menuda novedad!) y quieren estirar el cuento un año, a ver si cazan un mirlo blanco, dan el pase y le sacan algún jugo a este lío en el que ya llevan metido un milloncico. Entre unas cosas y otras, ni lo de Gran Scala avanza ni Scarlette Johanson me ha llamado para pedirme una cita. Ya ves, José Ángel: en el pecado llevo la penitencia.

Publicado en El Periódico de Aragón


Necesitamos tu ayuda!!

Puedes ayudarnos haciéndote socio, haciendo un donativo para esta campaña o poniendo a disposición tus saberes y habilidades escribiéndonos a colabora@ecodes.org.

Categorías

febrero 2011
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28  


A %d blogueros les gusta esto: