El abecé del fiasco

Fuente: El Periódico de Aragón

La historia de Gran Scala es un compendio de lugares y nombres propios que en este capítulo podrían protagonizar un auténtico sainete de Arniches, una astracanada de Muñoz Seca, un esperpento valleinclanesco o una película de Berlanga.

ALLEGRINI, PAUL: Stephane. El yerno y expiloto de André Guelfi era el rostro público de International Leisure Development, de cuyo consejo de administración formaba parte junto con el presidente Pierre Louis Amancic y Sebastien Tranchant. Asistió a varios pagos de señales en Ontiñena y participó en todas las presentaciones públicas a base de powerpoint que organizaron.

 

BARRENA, ADOLFO: El coordinador de IU-Aragón y diputado autonómico fue, desde el mismo instante en el que trascendió la idea de Gran Scala, el principal opositor al proyecto, posición que compartía de salida con grupos ecologistas y movimientos sociales que poco después alumbrarían la plataforma Stop Gran Scala. Tras un debate interno, CHA también se sumó con fuerza.

 

CASINOS: La panacea para la depresión posExpo. Gran Scala iba a tener 32, cada uno dedicado a una etapa histórica. No existen. Los engulló una marea de agua de borrajas.

 

DEDÉ LA SARDINE: La idea de Gran Scala nació a la sombra del comisionista internacional y expresidiario francés, un expiloto de Fórmula 1 con contactos en las más altas instancias planetarias que a lo largo de su vida se ha arruinado y vuelto a amasar una fortuna en varias ocasiones. Nunca dejó de tener un avión particular.

 

EXPECTATIVAS: frustradas. Las tienen algunos vecinos de Ontiñena, monegrinos y aragoneses de otros lugares. También los promotores del nonato complejo de casinos y parques temáticos. E, igualmente, los dirigentes políticos que no se cansaron de proclamar su fe en el fiasco de mayor magnitud intelectual de la historia de Aragón.

 

FUROR: el diccionario considera esta palabra sinónimo de “prisa” y de “vehemencia”. Es lo que le causaba el tema al consejero y exconsejero de Industria de la DGA Arturo Aliaga, a tenor de lo atropellado e iracundo de muchas de sus comparecencias parlamentarias sobre el tema. Su furor fue compartido.

 

GOBIERNO DE ARAGÓN: Abrió de par en par las puertas del Pignatelli a los promotores de Gran Scala. Sus máximos responsables protagonizaron aquel memorable apretón de manos cuya fotografía difundió repetidamente ILD y que hoy simboliza el sonoro fracaso.

HECTÁREAS: Iban a necesitar 4.500. Después bastaba con menos de 2.000. Al final señalaron 1.300. Ni una de ellas será urbanizada para acoger casinos y parques temáticos. Las últimas opciones de compra vencieron ayer. Este cuento se acabó.

 

ILD: International Leisure Development era el nombre del consorcio promotor del complejo de juego y ocio de Los Monegros. Era una amalgama de doce empresas la mayoría de cuyo capital social pertenecía a sociedades radicadas en paraísos fiscales como Chipre, Mónaco o Nicosia. Tenía su sede en Londres pero estaba inscrita en el Registro de Cardiff, Gales.

 

JUEZ: El magistrado del Juzgado de Primera Instancia número 3 de Zaragoza acordó hace unas semanas embargar las opciones de compra suscritas por ILD con los propietarios de los terrenos de Ontiñena. Lo hizo para que un despacho de abogados pudiera cobrar los más de 200.000 euros que le adeuda el consorcio por sus servicios.

 

K(DE PICAS): A los vecinos de Ontiñena les salió la de picas a pesar de que su alcalde se esforzara en convencerles de que, como poco, Gran Scala iba a ser el rey de diamantes. O de tréboles. Incluso de corazones. Pero no. Es el capricho que tienen los juegos de azar.

 

LONDRES: La ciudad en la que ILD tenía su sede es uno de los paisajes de la rocambolesca historia de Gran Scala. Hubo otros, como Las Vegas, donde empezó a verse el humo; París, con sus grandes reuniones, Málaga, y su feria del juego, y muchas otras ciudades, como Bruselas.

 

MARK CAMBELL: El portavoz de ILD cumple una condena de cadena perpetua en Inglaterra por el asesinato de su esposa, Olga Pleguezuelos, ejecutiva de Aristocrat, el socio industrial de la aventura de Gran Scala. La acuchilló porque iba a dejarle. Antes, había sido fichado como relaciones públicas por su afabilidad escocesa y su aparente don de gentes para suavizar el perfil de los promotores

 

NINGUNEO: Es la respuesta que Fomento dio a las desorbitadas peticiones de los jefes de ILD: parada del AVE, salida de autopista, autovía de Huesca a Ontiñena. ¿Reclamaban elementos clave o pedían imposibles que hicieran inviable la idea y permitieran justificar el fracaso del fiasco? Algunas de estas propuestas fueron bien acogidas por los responsables públicos del Ejecutivo autonómico.

ÑCONTIENE ESA LETRA: la palabra cigüeñal, la pieza clave en los sistemas de transmisión de los automóviles. No llegó a verse el que iba a revolucionar la automoción con el motor milagroso, un peregrino proyecto de investigación que habría podido costarle un millón de euros a la DGA si no llegan a evitarlo las informaciones de EL PERIÓDICO.

 

ONTIÑENA: El escenario de los hechos. ILD señaló tierras y sus responsables pronunciaron su nombre una y otra vez en vano como el municipio en cuyo monte iba a ser erigido el Las Vegas europeo. De lo dicho, nada.

 

PROTOCOLO: Protocolo. La firma del acuerdo de colaboración entre la DGA fue posterior al mayor despliegue de powerpoint que se recuerda en la Tierra Noble y anterior a aquella pantagruélica merendola para cientos de invitados, un programa que le costó más de 180.000 euros a las arcas autonómicas. Quien dudaba del éxito, era un cenizo.

QUIMERA:El resumen de Gran Scala. Hoy todo el mundo reconoce que aquel megalómano proyecto no era más que eso. Incluso opinadores que en su día se mostraban enfervorizados defensores de un proyecto de dudosa ética. Quienes en aquella época aseguraban que era una quimera fueron objeto de todo tipo de ataques verbales: los favoritos, acusarles de agoreros y de ir en contra de Aragón.

 

REFORMAS LEGALES: Los promotores querían una ley que les facilitara el terreno y la consiguieron. Ley de Centros de Ocio de Alta Capacidad. Para IU y CHA, una ley a la carta, para el PSOE y el PAR, una ley que ponía condiciones y exigía requisitos. La ley era, para los promotores, una especie de carta blanca para bendecir el plan. Ahí está en el aparato legal aragonés. Nadie la ha requerido.

 

SAINT JAMES: El lujoso hotel a escasos minutos del Arco del Triunfo de París en el que los promotores sedujeron de las bondades del proyecto a los máximos responsables de Industria del Gobierno de Aragón. Según varios testigos, hubo todo tipo de agasajos. Y ahí conocieron a un personaje de turbios pasado, Dedé La Sardine, amigo y generoso con el buen champán, las fiestas psicalípticas en conocidos cabarets, y la compañía de unas señoritas a las que nadie tomó por sus enfermeras.

 

TORRES, ÁNGEL: El alcalde que final y aparentemente ganó la partida a otros políticos de la zona y que se apuntó el tanto ante sus vecinos por traer el gran complejo a esta localidad del Bajo Cinca. Los propietarios de las tierras señaladas son los únicos que han ganado algo en este episodio rocambolesco. Su alcalde recordó en ocasiones al Pepe Isbert de Bienvenido Mister Marshall.

 

UBICACIÓN ALTERNATIVA. El multimillonario estadounidense Aldon Sheldon, propietario del mítico Las Vegas Sands, y que explota casinos en Macao, anda en negociaciones con la Comunidad de Madrid para instalar en uno de sus municipios Eurovegas, una ciudad del juego mucho menos ambiciosa que la monegrina y que el Gobierno de Esperanza Aguirre ve viable.

 

VILLANUEVA DE SIGENA: sonó como emplazamiento alternativo, lo mismo que La Almolda. Siempre se habló de que había otro grupo de empresarios interesados en hacer un Gran Scala II, de dimensiones inferiores, en la vecina localidad de Villanueva de Sigena. Tampoco se supo nunca de este otro proyecto.

 

WINDSURF: En un lugar con unos índices de pluviosidad similares a los de las zonas más desérticas de Europa, los promotores deslumbraron con un proyecto inverosímil: un gran lago con olas artificales para la práctica del windsurf.

 

XINCÓGNITAS: ¿Qué motivaciones tuvo la DGA para implicarse tan a fondo? ¿Dónde estarán esos supuestos promotores y empresarios del juego que un día camelaron a gran parte de la clase política aragonesa? ¿Qué pasará con la ley aprobada y el protocolo que aún sigue vigente y que tampoco el PP quiere romper?

 

Y CONJUNCIÓN: copulativa y signo de unión por antonomasia. El exvicepresidente de la DGA, José Ángel Biel llegó a asegurar que Gran Scala era el proyecto económico de mayor importancia para Aragón desde la boda del rey Fernando con Isabel de Castilla. Luego lo comparó con el casamiento de Doña Petronila con Ramón Berenguer IV. Y al final no llegó ni a la boda de La Dolores.

 

ZEPA: El proyecto chocó con un obstáculo imprevisto: amenazaba diversos Lugares de Interés Comunitario y Zonas de Especial Protección para las Aves. Había que buscar un emplazamiento que no afectara a estos espacios, aunque el Gobierno titubeó al principio sobre esta cuestión.


Necesitamos tu ayuda!!

Puedes ayudarnos haciéndote socio, haciendo un donativo para esta campaña o poniendo a disposición tus saberes y habilidades escribiéndonos a colabora@ecodes.org.

Categorías

febrero 2012
L M X J V S D
« Ene    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
272829  


A %d blogueros les gusta esto: